jueves, 25 de octubre de 2012

Draghi, a la Van Damme

JCVD (más quisiera Mario Draghi)
Menudo viaje el de Mario Draghi a Berlín. El presidente del BCE se ha plantado allí para explicar a los diputados alemanes su plan de compra de deuda de países... como España. Un público difícil los señores del Bundestag, muy reacios a la idea del rescate.

Draghi pedía audiencia con un "si me invitaran al Bundestag iría encantado". Los alemanies le han tomado la palabra... para luego recibirle con friandad. El italiano quería ser escuchado por el pleno del Parlamento,  pero sólo lo ha hecho un grupo reducido de comisiones parlamentarias de Presupuestos, Finanzas y Europa.

Mario Draghi les ha dicho que la compra de deuda no supondrá una financiación encubierta, que no afectará a la inflación y que el hecho de que los gobiernos tengan que cumplir con la condicionalidad establecida protegerá la independencia.

Draghi se ha enfrentado, a puerta cerrada y en territorio hostil (como JCVD), a un público difícil. No tanto, claro, como la Asamblea General de la ONU es para Mahmud Ahmadinejad, que a poco que se emocione se encuentra hablando solo. 

Y, a pesar de todo, el hombre ahí, erre que erre

La visita de Draghi a Alemania ha causado tanta expectación como el viaje de la Reina Isabel II a Irlanda del Norte de este junio pasado, la primera visita en una década para celebrar sus 60 años en el trono. había miedo a que la recibieran con indiferencia, hostilidad o hasta violencia, pero al final no fue tan mal.

 Isabel II haciendo un poco lo de siempre

Menos pacífica fue la visita, hace unas semanas, de Angela Merkel a Grecia. 7.000 policías blindaron la capital y el derecho de reunión fue suspendido temporalmente. Y, a pesar de todo, miles de personas le dejaron claro a la canciller alemana lo que pensaban, desde la bandera alemana donde se leía "Angela, no eres bienvenida" a las esvásticas.

Con referencias al nazismo y todo, muy mal rollo

Así que Draghi puede estar contento, que lo peor que le ha pasado es haber ido a Berlín a vender algo que los alemanes no están dispuestos a comprar. Sí han estado dispuestos a escucharle, pero de este viaje complicado y con algún feo que otro, no se esperan muchos resultados. 

lunes, 22 de octubre de 2012

Help is on the way (They said, they said)

Yo no es por desmerecer a los políticos patrios, que lo hacen muy bien
ellos solos, pero las elecciones que me apetecen son éstas
Día de resaca electoral... que ha dejado indiferente a los mercados. Hay distintas lecturas de los resultados, muchas en clave económica. El PP lo considera un apoyo a su política de austeridad y subida de impuestos, el PSOE advierte que el independentismo no es la solución a los problemas. Y Soledad Pellón, de IG Markets, cree que el auge nacionalista puede tener consecuencias en las condiciones del rescate. Lo explicaba hoy en Buenos días Intereconomía.
"Es como si un matrimonio que se va a divorciar va al banco a pedir una hipoteca: el banco se lo va a poner difícil porque no se fía. Pues eso mismo pasa con España". 

¿Será verdad?
Fuera de eso, el mercado pasa de las elecciones. Lo que descuenta es, precisamente, el rescate, que se ve cada día más cercano. Morgan Stanley lo ve para después de las elecciones catalanas. Y como la subida del IVA llego después de las elecciones andaluzas, ahora que Galicia y País Vasco han votado se esperan novedades... esta vez en forma de rescate. 

¿Qué dicen los expertos? Alvaro Blasco, de ATL Capital, lo considera inevitable por mucho que nos estemos resistiendo. Y para Jose Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi, cree que es conveniente pedir la "asistencia financiera", que no un rescate, porque no podemos vivir de las amenazas. 

El déficit que (de momento)
no se trata con Ritalín
Y con las cosas así, Europa pone el déficit español al nivel del de Grecia. El Eurostat, ha revisado al alza el déficit público de España de 2011... desde el 8,5%  hasta el 9,4% del PIB. Impulsado por las ayudas a la banca, estamos al mismo nivel que Grecia.

Un día me meto a explicar estos conceptos que a muchos les hacen perderse, pero hoy aparco las estadísticas macro y entramos en la economía real: según el Instituto Nacional de Estadística, la mitad de las familias españolas no se han podido permitir ir de vacaciones ni una semana al año. Lo de las vacaciones es secundario, claro, pero es que hay más: una de cada tres no llega a fin de mes, dos de cada tres no pueden ahorrar ni un duro y cuatro de cada diez no tiene colchón para afrontar gastos imprevistos. Son cifras récord que reflejan una realidad: el 21,1 % de la población española se encuentra por debajo del umbral de pobreza

Un 21,1% de españoles en riesgo de pobreza,
pero AÚN no buscando en contenedores
Al menos el nivel de vida de los mayores de 65 años permanece estable, eso sí con la amenaza de los recortes a las pensiones planeando sobre sus cabezas. En cuanto a los jóvenes, hay 1.643.928 de españoles entre 15 y 29 años que ni estudia ni trabaja. Son los ni-nis, que ya son el 21,1% de la población española. Un informe de la Comisión Europea asegura que cuestan más de 15.735 millones de euros anuales, es decir, el 1,47% del PIB. La media europea está en el 1,2%.

Gandía Shore, o la paradoja de los ni-nis con trabajo
En análisis Eurofound alerta de las consecuencias que esto va a tener (aislamiento, marginalidad, desconfianza en la sociedad). El término "ni-ni" no distingue entre los que están así por elección propia y los que no tienen más remedio, pero la agencia europea especializada en condiciones de vida y trabajo cree que, desde el punto de vista económico, los jóvenes que ni estudian ni trabajan un "desperdicio de potencial, talento y y habilidades". 

Y no están las cosas para despilfarrar.

¿Cómo se arregla una situación como ésta (los ni-nis disparados) cuando no sólo no piensas aumentar el gasto en educación sino que te iría más que bien reducirlo? ¿Como siempre se ha hecho, es decir, mandándoles a ocupar Flandes, quizá?

jueves, 18 de octubre de 2012

Las tres patas del banco (metafórico)

- ¿Schadenfreude, yo? 
Reunión los jefes de Estado y de Gobierno de la UE. A un par de horas de que nos den el parte desde Bruselas, me chiva mi compañero Paul Mielgo (que sigue sin tuiter) que es la cuarta cumbre europea de este año y vigésimo segunda de crisis desde 2010. Estaría bien que fuera la definitiva. Los temas de la agenda son el presupuesto de la Eurozona y la unión bancaria, y aunque decían que no se iban a discutir detalles concretos de España será difícil que pasen por alto el rescate virtual.

Los medios internacionales adelantaban a principios de semana que España estudia pedir un rescate preventivo, una línea de crédito del nuevo fondo de rescate de la UE, someterse a las condiciones si las hubiera... pero luego no usar el dinero sino esperar que sólo su existencia fuera bastante para abaratar la prima de riesgo. Las previsiones del Gobierno son que se reduzcan significativamente los costes de financiación y la prima de riesgo se mantenga en el entorno de los 150 puntos básicos.

No soy Uganda, no soy Uganda...
Veo esa cota un poco lejana, aunque es cierto que el miércoles bajaba de los 400 puntos por primera vez desde el 14 de septiembre y hoy sigue recortando (lo que hace un poco de confianza). Y cuando llegue la caballería, aunque sea virtual, los mercados aún tendrían que acusar el impacto, favorable, de que ese largo camino que va desde negar el rescate hasta pedirlo abiertamente llegue a su fin.

La última subasta de deuda del Tesoro ha conseguido 4.600 millones en bonos a 10 años al menor coste desde abril. El jueves la bolsa se mueve poco pero el día anterior ganaba más de un 2%, con el rescate virtual como una de las patas que sostenían ese miércoles de Ibex alcista y prima bajista (el sueño de Rajoy). Otra fue la decisión de la agencia de calificación Moody's de mantener la nota de la deuda soberana española en la categoría Baa3 (a solo un nivel por encima de bono basura, pero eh). Continúa la perspectiva negativa a España, pero Moody's considera que hay menos riesgo de que pierda el acceso a los mercados gracias a la intención del BCE de comprar deuda soberana.

O sea, un escenario tipo esto
¿Por qué no ha secundado la decisión de Standard & Poor's, que hace una semana degradó la nota de la deuda española al borde de bonos basura? De haber secundado a Standard & Poor's, España habría salido de forma automática de los índices de referencia mundiales que usan los compradores de deuda soberana, la rentabilidad de nuestros bonos se habría disparado hasta niveles aún más insostenibles para las arcas públicas.

Rosana Sáez, compañera de Cierre de Mercados con una voz preciosa, contaba en su programa que Moody's ha evitado un desastre para España... pero también para sus propios accionistas. La bolsa española lo celebraba con una subida del 2,37%... y Standard&Poor's y Moody's puede que con champán. ¿Y esto? El 100% del capital de Standard & Poor's permanece en manos de su fundadora, la editorial McGraw Hill, tras la que están las principales gestoras de fondos del mundo con The Capital Group y Black Rock a la cabeza. Esos dos nombres se repiten en el accionariado de su competidor Moody's, junto a Berkshire Hataway (es decir, Warren Buffet), Vanguard Group, State Street o T. Rowe Price Associates. Así explicaba Rosana qué intereses tienen en el Ibex los accionistas que comparten Standard & Poor's y Moody's.
"Black Rock y The Capital Group son dos de las mayores gestoras de fondos del mundo. Y accionistas de refencia de las principales agencias de calificación con un capital superior al 10% tanto en Moody' como en Standar & Poor's sumando su participaciones directas e indirectas. Pero es que además estos dos gigantes son accionistas de los principales blue chips españoles. 
Si consultamos los registros de la CNMV encontramos que Black Rock tiene, de forma indirecta, el 4,77% del capital con derecho a voto del Santander, el 4,45% del BBVA, el 3,76% de Telefónica, el 2,96% de Iberdrola o el 2,92% de repsol. Sin duda Blackrock es unos de los principales actores de la bolsa española. Pero es que además es el dueño de Ishares una de las principales plataformas de ETFs, y una de las herramientas más de moda para hacer apuestas a la baja. En el caso de Capital Group, uno de sus principales fondos es propietario del 2,97% del Santander, de idéntico porcentaje en el BBVA y del 2,99% tanto en Teléfónica como en Inditex. 
Llama la atención que Capital Group tuviera en estos blue chips españoles participaciones cercanas al 5% que empezó a reducir desde mediados de 2010 por debajo del 3%. Justo tras el estallido de la crisis de deuda soberana en Europa. Y justo en el límite legal por encima del cual los inversores están obligados a comunicar sus participaciones con derecho a voto a la CNMV desde el año 2007."
Rescate virtual, voto de confianza de Moody's... y la tercera pata, el banco malo. O SAREB, como se va a llamar, que dice Antonio Pérez Lobato que tiene nombre de tróspido de segunda generación. 90.000 millones de euros en activos, precios que se conocerán la semana que viene y vocación de ser un "fondo de fondos". Si el Consejo de Ministros lo aprueba, se pondrá en marcha el 19 de noviembre y yo os lo contaré. 

Las tres patas son rescate, confianza y banco malo.
Nosotros somos el perrito.

lunes, 15 de octubre de 2012

Tropismos (*) Tróspidos (**)


(*) Link
(**) Link

Los que se van


Hace no tanto tiempo, emigrar sonaba a algo del pasado, a españoles con boina, bocadillos de chorizo y maletas sujetas con cuerdas. El presente era una economía que parecía un imán para los de fuera. Ahora a muchos les suena a futuro, a futuro mejor. Así lo ha sentido casi 1 millón de personas desde enero de 2011. 

En los nueve primeros meses de este año se han ido de España 420.150 personas. Por primera vez se va más gente que la que llega en todas las CCAA, y el saldo migratorio -la diferencia entre las personas que llegan y las que se van- sale negativo en 137.628 personas. La inmigración se ha ralentizado y hoy buscan su camino en España 112.089 extranjeros menos que hace 9 meses.

Del casi un millón de personas que han emigrado de España entre enero de 2011 y septiembre de 2012, unos 120.000 son españoles. Y creciendo: los se han ido en lo que va de año rondan los 55.000, un 21,6% más que en el mismo periodo del año anterior. Ojo, esto son 200 al día

Los que se quedan


Los que nos quedamos sabemos que vivimos y trabajamos (o lo intentamos) en el país  con más paro de los que comparten moneda: un 21,5% en agosto frente al 11,4% de la Eurozona. Grecia nos gana sólo en el desempleo de jóvenes y mujeres, España barre en tasa de paro masculino.

La destrucción de empleo y la reducción de las posibilidades de ingresos económicos que conlleva es, según el último Informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas, una de las causas principales del aumento de la pobreza, la desigualdad y la injusticia social en España. Desde que empezó la crisis se ha casi triplicado número de personas atendidas en los Servicios de Acogida y Atención Primaria de la ONG. De 370.251 personas en 2007 se ha pasado a 1.015.276 en 2011. 

El reportaje del diario 'The New York Times' reflejando las consecuencias de la crisis con desahucios, protestas y personas buscando comida en la basura, y citando el informe en el que Cáritas advierte que el 22% de la población española está por debajo del umbral de la pobreza y otro 25% se encuentra en “situación de riesgo”, ha dado la vuelta al mundo. 

El País cuenta que, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales, la cifra de usuarios atendidos en 2010 por los servicios sociales , buscando ayuda de emergencia para pagar el agua, la luz, o los alimentos superó los ocho millones de personas. La mayoría son ancianos, discapacitados y familias con menores, que van a notar el duro recorte de los presupuestos para estas partidas.

Los que no vienen


¿Y qué pasa con los que vienen? Que son demasiado pocos. El turismo, uno de los pocos sectores a los que los periodistas recurrimos cuando buscamos una buena noticia (a veces porque nos lo pide un patrocinador). Pues ya no:

Lo dice Exceltur, la Alianza para la excelencia turística: el aumento de turistas extranjeros no ha sido suficiente para compensar la drástica caída del consumo turístico de los españoles. Y las previsiones no son prometedoras: nosotros recortamos las vacaciones o recurrimos a viviendas de familiares y amigos, y a ver qué hacen los extranjeros al ver sus viajes encarecidos por subidas de impuestos y tasas.

Manuel Velázquez, compañero de Radio Intereconomía, destaca que: 
"Aunque continúa el desvío de turistas por la inestabilidad de algunos países árabes y se mantienen los puestos de trabajo, el gasto y los viajes de los españoles se reducen tanto que no pueden compensar las cifras del exterior. Una temporada desigual que además se verá afectada no sólo por el IVA. EL incremento de las tasas aeroportuarias y el menor número de plazas del IMSERSO justifican todavía más este descenso de la demanda nacional."
Pues ya lo saben.

Los que ya están aquí


Y mientras algunos se lo piensan, los que ya están aquí son los "hombres de negro", la segunda visita que nos hacen en menos de dos meses. Ha llegado la delegación del FMI que analizará durante los próximos 11 días la reforma del sector financiero español. Después habrá informe con recomendaciones y, nos quedemos o nos vayamos, las explicaremos por aquí. 

jueves, 11 de octubre de 2012

El IPC mal, la comunicación peor

No, eres un saco de oro
Los precios se han disparado durante el mes de septiembre, ¿lo han notado? Por lo menos la subida del IVA sí, ¿verdad? Tenemos datos oficiales: el IPC se dispara 7 décimas respecto a agosto, hasta el 3,4% interanual. 

Un mal dato, que tiene a la subida del IVA y de los medicamentos como los principales causantes. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, que ha presentado las cifras, ha dicho que podría ser "un repunte de carácter transitorio que se irá corrigiendo a lo largo del año". Mi compañera de Radio Intereconomía Eva Pareja lo contaba así:

"Para ver un nivel un nivel de precios como el de septiembre hay que remontarse a mayo de 2011, más de año y medio. Pero este incremento llega en un momento inoportuno. La subida del IVA explica prácticamente en su totalidad el alza en siete décimas registrada en septiembre. Un incremento que avala la subida de la vivienda, impulsada por gas y electricidad, y del transporte, a la que se suma el encarecimiento del precio del petróleo. Si a ello se une el efecto del copago sanitario, llegamos a la fotografía de inflación con la que se cierra el mes de septiembre." 

¿IPC-IC? ¿De qué estás hablando?
Además del IPC de toda la vida, el instituto nacional de estadística ha publicado por primera vez el IPC "a impuestos constantes" (IPC-IC). Es decir, un índice que  pretende reflejar los precios SIN los efectos derivados de los impuestos ligados al consumo. Algo un poco inusual, que ha sorprendido a algunos expertos. 

A otros, no tanto. Miguel Ors Villarejo, director adjunto de Actualidad Económica, me comentaba en un intermedio del programa del jueves que es el Eurostat quien ha pedido a los países que calculen el IPC-IC, para poder valorar la evolución de los precios sin el efecto del IVA, que tantos países están subiendo ahora.

¿Qué las pensiones qué?
Así que la inflación general está en el 3,4% y la inflación a impuestos constantes ha terminado septiembre en el 1,4%. Es decir, 2 puntos menos. ¿Para qué puede servir este nuevo índice? Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía del IE Business School, considera posible que el Gobierno quiera utilizarlo para calcular el incremento de las pensiones en lugar del IPC general. 

El gobierno tiene que decidir si actualiza o no las pensiones conforme a la inflación. Si decide que sí, ahora puede preferir hacerlo conforme al IPC general en lugar del IPC-IC. Y como la duda está ahí, los periodistas presentes en la rueda de prensa preguntaron al número dos de economía qué pensaba hacer. Su respuesta, sorpresa, no aclara nada: simplemente ha dicho que sea como sea, será legal.

¿Qué podría significar que se use un índice o el otro? Si cada décima que el IPC que se desvía del 1% cuesta al Estado 100 millones de euros, la diferencia entre entre el 1,4 y el 3,4% es enorme. Con el IPC de verdad el Gobierno tendría que pagar a los pensionistas 2.400 millones de euros. Con el nuevo, el coste sería de unos 400 millones. 

Juan Carlos Martínez Lázaro dice que no le extrañaría nada que usaran este nuevo índice, que ya lleva tiempo comentándose que podrían utilizar el IPC armonizado. Rafael Pampillón, profesor de Economía en el IE Business School y en la Universidad San Pablo CEU, cree que no se pueden subir: primero porque no hay dinero, y segundo porque no nos va a dejar la troika (FMI, CE, BCE, esas letras que mandan en nosotros). 

No hay dinero PARA TODO (guiño guiño, codazo codazo)
Commentaba Efe en el post anterior, a cuenta de Boldrin diciendo que las pensiones son populistas y suicidas, que "hay gente que ha contribuido toda la vida al país y que se ha ganado su derecho a no morirse de hambre bajo un puente". Tiene toda la razón. Pero también es verdad que no hay dinero. 

Así que el Gobierno no descarta actualizar las pensiones con ese IPC irreal mucho más bajo, tampoco lo confirma y desde luego no lo explica. En resumen: el IPC mal y la comunicación peor.

miércoles, 10 de octubre de 2012

La fórmula de la felicidad

La asignatura pendiente de España es el crecimiento. El FMI dice que el año que viene seremos el segundo país por la cola en cuanto a crecimiento del PIB... y las medidas de austeridad no parecen favorecer que esto vaya a cambiar.

"Has suspendido reli, natu y crecimiento"
Hay que mejorar la competitividad, y con el euro ya no se puede recurrir a la socorrida devaluación, como ya hicimos en 1982 y en 1992 para atraer la inversión y fomentar las exportaciones. Nos queda, eso sí, la opción de la devaluación interna... algo que, según el International Business Report, ya están empezando las economías rescatadas y las que podrían serlo en breve.

Y el director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, va y dice que el incremento de la competitividad se debe realizar "por el camino directo, sano y genuino de la devaluación interna", no por la vía de la destrucción de empleo, como se ha hecho en lo que va de crisis, y que es preciso "ajustar genuinamente los precios" actuando sobre los "márgenes y costes de las empresas".

Malo de Molina apuesta por reducir los márgenes de beneficio, es decir, la diferencia entre el precio de venta y los costes de producción, y no tanto de los costes laborales. Es decir, que los empresarios también arrimen el hombro renunciando a parte de sus beneficios. 

Hay que tener mucho carisma y/o una voz MUY sexi
para que siga colando, señor Falcones.
Que no es usted Leonard Cohen
¿Y qué opinan de esto los empresarios? Baldomero Falcones, presidente de FCC y presidente de turno de Seopan (la patronal de las grandes constructoras), que andaba por allí, cree que la receta infalible es... un poco la de siempre: hemos gastado más de lo que teníamos, los mercados internacionales han dudado de nuestra capacidad de pagar las deudas y tenemos más remedio que recuperar la confianza de los mercados.

Parece que la idea de que los empresarios renuncien a parte de los beneficios para fomentar el consumo no es demasiado popular. Nos lo siguen repitiendo: los sacrificios son necesarios, imprescindibles e inevitables... pero, fíjate, se les olvida añadir que quizá no lo son para todos.

También estaba en la jornada sobre 'Desapalancamiento y Crecimiento en España', donde se han dicho todas estas cosas, el presidente del Instituto de Estudios Económicos y de la Comisión de Economía y Política Financiera de la CEOE. José Luis Feito (sí, el de Laponia) aboga por "un ajuste brutal del nivel de vida". Casi nada.


El señor Feito lo que quiere en esta vida es caer bien

Partamos de una fórmula de primero de Economía: Producto Interior Bruto = Consumo + Inversión + Gasto Público + Exportaciones – Importaciones. De momento se está intentando controlar el  gasto público (G) y el consumo (C) está por los suelos. 

¿La subida del IVA cómo pinta en todo esto? Lo más obvio es que afecta al consumo (C), reduciéndolo. El efecto dominó alcanza a la inversión (I), con menos partidas presupuestarias dirigidas a I+D+I. Y al comercio exterior (X-M), aunque éste puede ser el lado positivo. 

¿Queda claro?
La balanza comercial se va decantar por el lado del lado que nos viene bien: el de las exportaciones (X). Las importaciones (M) pagan el IVA aquí, mientras las exportaciones (X) lo pagan en el lugar de destino. El IVA puede ayudar a reducir el déficit exterior porque es previsible que se frenen las importaciones (M). Aunque, ojo, no hay que confundir eso con que vayan a aumentar las exportaciones: el IVA más alto encarece las importaciones, ¡pero no abarata las exportaciones!

Michele Boldrin, director de Fedea (la Fundación de Estudios de Economía Aplicada), dice que hay que subir impuestos, pero que tienen que ser unos impuestos que sean compatibles con el crecimiento. Es decir, que mejor los impuestos indirectos (IVA e Impuestos Especiales) que los directos (IRPF e Impuesto de Sociedades). 

Y mientras en Italia (país de origen del señor Boldrin) también suben el IVA (aunque menos de lo previsto, sólo un punto porcentual), combinan esta medida con una rebaja del IRPF para las rentas más bajas. Para los que ganen hasta 15.000 euros al año pasará al 22% desde el 23 de ahora; para los que ganen entre 15.000 y 28.000 euro, bajará al 26% desde el 27%. 

Volvamos a la fórmula: si PIB es Consumo + Inversión + Gasto Público + Exportaciones – Importaciones... nos queda por mencionar la (G) de gasto. Y la actualidad nos lanza a la cara la (P) de pensiones. 

¡Españoles! ¡Un italiano nos quiere quitar nuestras pensiones!
Boldrin, el señor de Fedea, ha dicho también que el gasto en pensiones bloquea el 15% del Producto Interior Bruto español, y que debe recortarse porque lo contrario es "suicida" y "populista"

¿Usted qué opina? ¿Austeridad? ¿Estímulo? ¿Los dos? ¿Lo-que-sea-pero-no-sin-mi-pensión? En un momento así, lo normal sería evitar subir los impuestos y tratar de reducir el gasto público. Pero ya hemos ido viendo que ésta no es una crisis normal.

El mensaje de hoy del Banco de España ha sido claro y directo para los empresarios: reducción de márgenes vía bajada de precios. El razonamiento es así: si se estimula el consumo las empresas tendrán más posibilidades de subsistir, superarán este bajón de la demanda y seguirán ganando dinero.

Y todo el mundo feliz