lunes, 2 de julio de 2012

Arde España (en varios sentidos)

Hasta a los más cínicos se les enciende la llamita del fútbol cuando ganamos algo gordo y desde el domingo España es una marea de fuego rojo y amarillo (toma  mierdifrase de prensa deportiva que me acabo de marcar). 

La Selección llegaba al aeropuerto de Barajas sobre las 4 de la tarde del lunes para empezar el baño de multitudes de cada dos años. Los primeros en felicitar a los jugadores han sido el Rey y su familia, que han trasmitido a la Selección "la alegría de todos los españoles". Por cierto que Casillas le ha regalado una camiseta firmada por todo el equipo al Rey (que ya debe de tener una buena colección). Y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha informado a los que no estaban en el Mundial -Juanfran, Jordi Alba, Negredo y Santi Cazorla- que recibirán también la Medalla al Mérito Deportivo. 

Hablar de fútbol y no poner una foto de Xabi Alonso es un absurdo
Es fácil acostumbrarse a lo bueno, como a ganarlo todo en fútbol. El desfile por el centro de Madrid en autobús con la copa y el fiestón de Cibeles es un poco "lo de siempre" (escribió ella con cara de estar de vuelta). También lo es el sarao nocturno, porque las celebraciones empezaron antes incluso de que terminara el partido y fuera oficial el 4-0 que hacía oficial la triple corona Eurocopa-Mundial-Eurocopa (he escrito "triple corona", ya sé lo que siente mi abuela cuando dice "prima de riesgo"). Pero a los extranjeros les ha llamado la atención. 

Toda la prensa internacional se ha hecho eco de la épica victoria de España, que ha machacado varios récords, como ser la primera selección en ganar tres grandes torneos seguidos (Eurocopa-Mundial-Eurocopa) o ser la primera selección en marcar cuatro goles en una final de la Eurocopa. 

La MONEZ
Der Spiegel titula "Europa es roja", The Guardian dice que España es el mejor equipo del mundo, el Daily Mail destaca lo monérrimos que son los hijos de los jugadores españoles y el New York Times destaca las celebraciones callejeras con banderas, aficionados cantando y coches haciendo sonar las bocinas por todo el país... y asegura que la victoria española es un bálsamo para el orgullo nacional ya que "el triunfo ha eclipsado momentáneamente la crisis económica que vive el país". ¿Opinarán lo mismo los parados, los afectados más directamente por la crisis? 

Deloitte dice que España ha ganado algo más que un título venciendo a Italia en Kiev, y calculan que tendrá un impacto del 0,7% sobre el PIB. O sea, 7.500 millones de euros. No sé cómo habrán hecho sus cálculos los señores de Deloitte, pero Angel Barajas, coordinador del Máster de Gestión empresarial del deporte de la Universidad de Vigo, me decía ayer que no cree que se note demasiado, aparte del alegrón que puede mejorar la productividad.

El profesor Barajas considera que la Eurocopa sí va a tener consecuencias económicas positivas, como el empujón que supone para la marca España, como la buena imagen de los aficionados españoles que es una ayuda para la promoción exterior, como el subidón de visitas de turistas extranjeros inspirados por el buen rollo y las ganas de juerga, que al fin y al cabo es lo que vendemos.

Un GRAN anuncio de camisetas
Los que ya han notado el impulso económico de la Eurocopa son los vendedores de camisetas y merchandising deportivo. O los restaurantes que durante los partidos veían multiplicarse las cenas (también a domicilio). O las agencias de viajes que han fletado vuelos chárter por 1.000 euros para asistir a la final. Pero Ángel Barajas recuerda que la capacidad económica es limitada, y que lo que nos hemos gastado ya en camisetas, minis de cerveza o viajes a Kiev, ya no nos lo podemos gastar en otra cosa. 

A ver si es verdad que al final el fútbol no sólo sirve como cortina de humo para desviar la atención de la crisis económica y el paro. 

El Presidente del Gobierno no ha estado en las celebraciones, por cierto, como había adelantado cuando habló con Sara Carbonero tras el partido.


En realidad Rajoy ha ido a Sevilla, a la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP. Los líos europeos siguen, pero eclipsados por el fútbol... y por el fuego.


El fuego es el otro tema del momento. Vamos primero con los daños personales, porque ha muerto un piloto de helicóptero que trabajaba en la extinción del incendio de Cortes de Pallás, y eso es lo primero. Media hora después se ha estrellado otro helicóptero, aunque por suerte los dos tripulantes han sido encontrados "conscientes". 

Y en cuanto a los daños materiales, hablamos de 48.583 hectáreas quemadas en Valencia. Las primeras estimaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia calculan que eso es lo que se han llevado por delante los fuegos de Cortes (28.643 hectáreas, 5.041 de arbolado y 23.602 de matorral) y Andilla (19.940 hectáreas, 13.293 de arbolado y 6.647 de matorral).

¿Casi 50.000 hectáreas de bosque quemadas van a tener un impacto directo en la economía española? Luis Díaz Balteiro, doctor Ingeniero de Montes, dice que no mucho. A nivel económico el impacto va a ser reducido, ya que los bosques afectados no son muy productores de madera. La importancia es otra: los daños al paisaje, a la caza, a la recogida de hongos... y algo que tiene un valor enorme: la capacidad de evitar la erosión del suelo y prevenir gotas frías.

Por eso es más que probable que, a la hora de recuperar, se empiece antes por las zonas de más impacto, esas que sería importante que las lluvias de septiembre no pillaran peladas y propensas a provocar riadas. Y por mucho que se haga, la zona tardará al menos 20 años en volver a ser lo que era.

La austeridad ha llegado a todos los sectores, incluida la lucha contra incendios. Cómo va a escapar de los recortes, si esta partida se lleva el 80% del presupuesto de medio ambiente de las administraciones de toda España (localmente, ojo, que las competencias están transferidas). El profesor Balteiro considera que "la culpa de los incendios de Valencia no la tiene un recorte del 14%", pero que es un servicio que debería estar centralizado y quizá "establecer un gasto fijo por hectárea con variaciones según la flora y las características de la zona". Ser más eficiente.

Para luchar contra los incendios es tan importante el dinero como usarlo bien. Y al final cuando hay un incendio de los grandes siempre se acaba por recurrir al ejército.

Los políticos (Alberto Fabra -presidente de la Comunidad Valenciana-, Alfredo Pérez Rubalcaba -líder del PSOE-, Miguel Arias Cañete -ministro de Medio Ambiente- y Pedro Morenés -ministro de Defensa-)se han acercado a la zona. Unos como parte del trabajo, otros para dar apoyo, todos venga a hablar... Hoy una señora lloraba por los animales que había tenido que dejar. No creo que las palabras de políticos pudieran confortarla.

2 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

Pasarán veinte años y seguirás usando fotos de Xabi Alonso para ilustrar noticias de fútbol, lo presiento.

Por cierto que los efectos sobre la economía nacional que provienen de ganar un europeo no deberían ser un sujeto de discusión: ya ha habido ocasión de investigarlos sobre el terruño y además muy recientemente.

¿O es que estas cosas no las estudia nadie en las facultades de economía?

Belén García Francoy dijo...

¡Pues claro! (a lo de Xabi Alonso)

¿Quién más ha ganado tres megacosas seguidas? (al segundo párrafo)

Soccernomics (a lo último)