domingo, 10 de junio de 2012

Rescatados

Aunque el eufemismo sea "apoyo financiero", es un rescate. Diga lo que diga De Guindos. El Gobierno ha anunciado que va a pedir dinero para los bancos y Europa que se lo va a prestar.

Estos protocolos rarunos, este uso creativo de las palabras, esta nueva ausencia de Rajoy (en serio, ¿qué le pasa a este hombre? Me lo imagino jugando con las barriguitas en la Moncloa y diciéndole a Soraya que él quería ser Presidente del Gobierno de España, pero no de esta mierda de España y que por qué no habla Zapatero mejor) han vuelto a espolear el ingenio de twitter.

Grandísimos botones de muestra
"Apoyo financiero", "préstamo en condiciones muy favorables", "rescate". 

¿Cuánto? Ni idea (once again, TRANSPARENCIA). El FMI dice que hacen falta 40.000 millones, las auditoras privadas (a las que vamos a pagar una cantidad indefinida de dinero por ello) darán su veredicto a final de mes y De Guindos no se moja pero el Eurogrupo ha comunicado que hay un tope: 100.000 millones de euros. 

¿A cambio de qué? ¡A-JÁ!

Las buenas noticias de De Guindos: La pasta para trasfundir a los bancos no va a salir de nuestras menguadísimas arcas públicas, no será a fondo perdido y no nos va a suponer más ajustes. Es para los bancos, condiciona a los bancos, lo devuelven los bancos.

Matices que hay que hacerle: La pasta la recibe el FROB, o sea, España. Y computa como deuda, o sea, es España como país quien la debe. Los bancos interesados se la pedirán al Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria, y a cambio tendrán que cumplir las condiciones que el Eurogrupo les imponga (y llamadme cínica, pero los tenemos tan malcriados que igual deciden que no les interesa y que prefieren esperar a que realmente sea a fondo perdido). Y el comunicado de los rescatadores dice lo siguiente: 

"El Eurogrupo es consciente de que España ya ha puesto en marcha reformas fiscales y laborales significativas y medidas para fortalecer el capital de los bancos españoles. El Eurogrupo confía en que España va a cumplir sus compromisos en cuanto al déficit excesivo y las reformas estructurales con el fin de corregir sus desequilibrios macroeconómicos en el marco del semestre europeo. El progreso en estas áreas será vigilado de cerca y revisado regularmente en paralelo con la asistencia financiera."

O sea, que no hay condiciones más que para los bancos DE MOMENTO. El contrato lo firma España, no ellos. Y cuando vea que no hay condiciones lo creeré.

"Apoyo financiero", "préstamo en condiciones muy favorables", "rescate". ¿No os encanta Wittgenstein, no os parece sexy y genial? 

A @jonatansark, sí
JeNeSaisPop ha preparado un hilo musical apropiado, su lista de 10 canciones para un rescate.

Y ya con la música adecuada, repasemos la historia. Recordemos los rescates anteriores y sus consecuencias, por si el nuestro al final también las tiene.
  • Grecia (240.000 millones), a cambio de impuestos más altos, nuevos impuestos, bajadas de salario (del mínimo y en general), despidos de funcionarios. Y todo esto mientras el coste de la vida subía un 10%. 
  • Irlanda (85.000 millones), a cambio de recortes en sanidad, educación y protección social, despidos de 1 de cada 10 funcionarios, bajadas del salario mínimo y de las pensiones, retraso de la jubilación.
  • Portugal (78.000 millones), a cambio de subidas de impuestos, recortes de pensiones y prestaciones sociales, copago de salud y educación, privatización de empresas públicas, bajada de salarios, jornada laboral más larga, menores prestaciones por desempleo, más facilidades para el despido.

(Más detalles en esta completísima pieza de la web de RTVE que he anarroseado sin pudor). 

Pues nada, que mientras España se prepara para pagar los intereses de haber sido rescatada, el Presidente del Gobierno se va a Polonia para el partido (Iker Casillas dice que no, pero me niego a tomarle por fuente autorizada, por muy capitán de la Selección que sea). Señor Rajoy, a estas alturas ni con todo el humo del fútbol va a poder tapar esto (aunque La Razón no opine lo mismo).

3 comentarios:

Sr. Ombligo dijo...

No se si habrá consecuencias o no a nuestro rescate... Pero todas esas condiciones, ¿no las hemos cumplido ya? Más subidas? Más recortes? Más despidos?

Virgencita, virgencita, que me quede como estoy! :S

Sr. Ombligo dijo...

Bueno, no! Apostémoslo todo al rojo, qué carajo!!

Belén García Francoy dijo...

Ay, Sr.Ombligo, lo de jugárselo al rojo es tentador, ¿a que sí? Las condiciones que vienen... dan miedo, sí.