miércoles, 27 de junio de 2012

Preliminares de un rescate de verano

Que sí, ahora vamos con el rescate,
pero primero dejadme que os hable de ¡la burbuja!
Decíamos ayer que el ministro de Economía iba a explicar el rescate de la banca en el Congreso. ¿Lo visteis? No hay mucha gente que pueda pasarse un par de horitas de buena mañana conectado al Canal Parlamento, pero algún trocito sí que habréis visto en los telediarios, no sé, a Luis de Guindos explicando que la culpa es de la burbuja inmobiliaria.

Por qué se puso a hacer un repaso a la historia de la crisis cuando estaba allí para hablar de la petición de ayuda a Europa, no se sabe: es un misterio. Pero por suerte el ministro acabó por entrar en materia y habló del rescate. Principalmente dijo cosas que ya había dicho antes: que aún no se sabe la cantidad ni las condiciones pero que no nos van a obligar a hacer más reformas estructurales y que habrá condiciones pero serán para los bancos.

¡¡OJO!!

Ojo a dos cosas, que esto sí es medionuevo: 1) los bancos van a tener que hacer lo que les digan desde fuera, y 2) "segregar los activos tóxicos del balance", significa básicamente "banco malo" (link a wikipedia). De Guindos ha dicho que ésta  es la medida que prefiere la Comisión Europea... lo cual es dar una pequeña vuelta sobre sí mismos para, un año después, estar de nuevo en la casilla de salida.

A mí no me miréis que sólo soy el portero
En la Comisión de Economía hubo los previstos intercambios dialécticos con los portavoces de los distintos partidos, nada demasiado emocionante. Por destacar uno, el socialista Valeriano Gómez reprochó al ministro que se encargaran las auditorías a dos consultoras externas en lugar de al Banco de España, como si no pudiera hacerlo, creando más dudas en un momento en que la credibilidad es el big issue. Auditorías que -no sé si lo llegamos a comentar por aquí, pero lo comentamos ahora aunque sólo sea por cerrar el interrogante que abrimos hace un mes- nos han costado dos milloncejos de nada.

Os digo "rescate" y "agosto" ¿y  no os viene
 esto a la cabeza? Claaaaaaaro.
Fuera ya del Congreso, más reacciones: Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea, se alegraba de la comparecencia de De Guindos esperando que una mayor información se traduzca en más confianza.  Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego, recordaba en Capital que ahora viene la auditoría de Bruselas, que trabaja con metodología distinta a las de Roland Berger y Oliver Wyman. Y Roberto Higuera, vicepresidente del Banco Popular, decía en Santander -y en varios idiomas y todos los tonos- que no quieren un rescate, que no les apetece nada eso de estar intervenidos y que las condiciones que va a imponer Europa dejará a la banca española en inferioridad de condiciones.

El rescate no está más claro, pero sí está más cerca. Digamos... agosto. De momento Europa, España y los bancos ganan tiempo, y Paul Krugman se pregunta qué va a hacer Europa con ese tiempo. Y se contesta: "Si hemos de guiarnos por su comportamiento anterior, la respuesta es nada".

No hay comentarios: