martes, 19 de junio de 2012

Pagar o no pagar


¿Qué es "morosidad"? Básicamente, retrasarse en el pago de una deuda. En el caso de los bancos, la tasa de morosidad es el porcentaje de créditos que continúan impagados tres meses después del vencimiento. En España esa tasa ha llegado en abril al 8,72%, al nivel de los de 1994, entre otras cosas porque el crédito sigue bajando y el número de personas que no puede pagar, aumentando. Van 12 meses seguidos de subidas y los créditos dudosos suponen 152.740 millones de euros, superando por primera vez los 150.000 millones de euros de 1996. 

El domingo fui a mi primer concierto de Bruce
y no sé cómo he estado perdiendo el tiempo todos estos años
Así que, eh, vuelven los 90. Pero por cosas mierder como el nivel de créditos impagados en lugar de por cosas buenas como la música o que Bruce Springsteen lleve camisas sin mangas.

¿Qué es "quita"? A grandes rasgos, el acuerdo entre el deudor y sus acreedores por el que el primero paga una parte de la deuda y los otros renuncian a su derecho sobre el resto. Y, si hacemos caso a algunos expertos, quizá una quita sea también el camino a seguir en España. 

No es "la prima de riesgo", que ya casi parece familia de todos a fuerza de ser el nuevo lugar común, pero la palabra quita empieza a sonarnos. En marzo vimos una quita en la deuda griega que supuso pérdidas de casi el 80% para los inversores, pero el caso de España no sería el mismo. Aquí hablamos de una quita de la deuda privada.

Morosidad es cuando te retrasas en pagar un crédito
Quita es cuando llegas a un acuerdo para pagar sólo una parte
Cada vez menos gente puede pagar todo lo que debe: no hablamos sólo a nivel individual, a nivel de familias, sino también a nivel pyme, a nivel empresa grande y a nivel pedazo de banco. Y si el Estado se hace cargo de los problemas de los bancos, las deudas del sector privado pasan al público pero nadie soluciona nada. 

¿Qué expertos apuestan por una quita? Hace un par de semanas, Carmen Reinhart del Peterson Institute decía que la posibilidad de repago de la mayoría de las deudas ya no es del 100%, por la caída de los bienes raíces. El viernes, el economista Santiago Niño-Becerra no veía otra opción que una quita. Ayer, Federico Steinberg, del Real Instituto Elcano, opinaba que una quita es el camino para que sea la banca, y no sólo el contribuyente, quien pague la reestructuración del sistema financiero. 

Los activos que sostenían las deudas cada vez valen menos. Los precios del suelo han caído. Los precios de los bienes inmuebles que respaldaban los créditos han caído, de forma que la capacidad de repago es mucho menor, porque ni vendiéndolo todo hay suficiente. Nadie da el paso de reevaluar esas deudas, y si el estado se hace cargo de las de los bancos a esos precios sobrevalorados, el problema pasa sin más al sector público. 

¿Qué opinarán los bancos?
El problema existe a todos los niveles: bancos, empresas e individuos. Carmen Reinhart decía en EL PAÍS que las deudas son enormes, que los precios de los activos no van a volver a niveles de antes de la crisis, y que el problema es que no se quiere aceptar el recorte necesario. 

Que convendría ponerlas a precio de mercado, vaya, y no de libro. Yo añadiría que las deudas de todos, no sólo las de los bancos. Porque los bancos no pueden pagar sus deudas, las empresas no pueden pagar sus deudas y la gente no puede pagar sus deudas. Y si se reevalúa para uno, se reevalúa para todos. 

OJO
Una quita no es decir "pues no te pago", OJO, es que ambas partes lleguen a un acuerdo para evitar una bancarrota y dejar el pufo entero. Claro que luego está el reverso de la moneda: tras una quita, es mucho más complicado que los inversores vuelvan a fiarse de ti. Y, o no te vuelven a dejar dinero, o te lo dejan... carísimo.

4 comentarios:

molinos dijo...

No solo fue tu primer concierto de Springsteen chispas. Es que has asistido al concierto de Bruce más largo que ha dado en toda su carrera , batiendo un record que habia establecido en NY en 1980.

Que lo sepas.

Y eres un crack enganchando conceptos.

Somófrates dijo...

Has esperado a que pasara la sesentena para interesarte por él...
¿Por qué no me sorprende?

Somófrates dijo...

Oh, se me olvidaba: la morosidad real de nuestras mentirosas entidades financieras se calcula entre tres y cuatro veces más.

Belén García Francoy dijo...

Moli, me ha hecho gracia la crónica de Pedro Zuazua en EL PAÍS, porque en un momento dado pensé "tiene que ser flipante tener un curro que te apasione tanto y te haga así de feliz". Luego pensé "qué friki soy", y mira, a lo mejor no tanto.

El concierto fue algo cósmico. Me quedé tan flipada que mi trocito de informativo de ayer llevaba 3 canciones de Bruce.

Somo, XDDDD ¡cómo me conoces! Tus dos comments me recuerdan que me tienes que organizar una cena con el Gran Kahuna.