jueves, 28 de junio de 2012

La Sesión de Control del Buen Rollo

El titular de la Sesión de Control al Gobierno de ayer no lo dio el Gobierno, sino -para mí-  la oposición. Si la semana pasada los líderes europeos nos sorprendían con su reivindicación del crecimiento, esta vez era Alfredo Pérez Rubalcaba quien sacaba por la tele otro concepto original: "apoyo".


Aparte de este debate de guante blanco, de esta conexión, de esta sintonía entre Gobierno y Oposición, ¿qué ha dejado de nuevo esta sesión de control? Poca cosa. Rajoy va a "seguir trabajando" para conseguir la recapitalización directa de los bancos aunque Europa diga que nanai y para que la ayuda no tenga prioridad de cobro. También dijo que va a defender la irreversibilidad del euro, a avanzar en el camino de la integración fiscal y bancaria, y a promover el plan de crecimiento y empleo de 130.000 millones... cosas todas que ya sabíamos. 

El Presidente hizo énfasis en que lo principal es facilitar la financiación de España en los mercados exteriores, que cada vez es más difícil y que no podemos financiarnos a estos niveles durante mucho tiempo, por lo que espera que Europa utilice los instrumentos que ya están a su disposición para calmar a los mercados.

Pues eso
Con los expertos de la Comisión Europea ya en Madrid para analizar el sector bancario de cara al rescate, el Gobierno va a su cita del Consejo Europeo con, en el lado positivo, el apoyo de la oposición. En el negativo, se lleva la advertencia del Banco de España de que la recesión económica está empeorando: el PIB ha caído de forma 'más intensa' en el segundo trimestre, ha empeorado el consumo, continúa la destrucción de empleo y la debilidad de la inversión. 

Lo único que mejora es el turismo. Menos mal que tenemos el turismo. 

2 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

Es que somos el país que inventó que el turismo es una industria. Que sea mentira es lo de menos.

¿Quién fue el zángano que dijo aquello de que "el turismo es nuestro petróleo"...? Nuestro petróleo, nuestros coches, nuestros ordenadores, nuestras empresas de software, nuestras fábricas...

El turismo es sector terciario. Es decir, tercer mundo. La cabeza de ratón del tercer mundo.

Belén García Francoy dijo...

Calla, calla. ¡¡Que vienen las suecas!!