martes, 22 de mayo de 2012

Vigilando a los vigilantes: las consultoras a examen

Ya sabemos quienes van a ser los encargados de auditar al sistema financiero español: la consultora alemana Roland Berger y la estadounidense Oliver Wyman. El Banco de España las ha contratado para que hagan una evaluación general de los balances bancarios en España y de su capacidad de resistencia ante un escenario adverso. Y tiene que estar terminado para la segunda quincena de junio. 

La imagen se titula "Consulting", pero podría llamarse
"las preguntas que nosotros nos hacemos"
Una vez conocidos los nombres, surgen varias preguntas. La primera, cuánto nos va a costar. La respuesta a eso no está muy clara, pero las tarifas de estas consultoras de alto nivel son... pues eso, de alto nivel. Varían, por supuesto, según el cliente, el servicio y la duración del trabajo, pero ayer Hispanidad aseguraba que Ronald Berger no trabaja por menos de 3.000 euros por consultor/día. 

Otro interrogante es si realmente son tan independientes y eficaces como nos venden. El Gobierno ha puesto mucho énfasis en esto: que son independientes y que son de las mejores del mundo... y poco han tardado expertos y medios en recordar las sombras que ambas tienen en su pasado. 

Imagen evocadora de transparencia, para compensar
En el caso de Oliver Wyman, la firma consultora con sede en Nueva York fundada por Alex Oliver y Bill Wyman, eligió como "el mejor banco del mundo" en 2007 al Anglo Irish Bank... que solo un año después fue nacionalizado con un coste de 29.300 millones de euros para el gobierno. También le salpicó la crisis de las subprime, ya que en 2005 aconsejó a CitiGroup que invirtiese en CDO, las cédulas hipotecarias que después colapsarían el sistema financiero, algo que le costó a la entidad 50.000 millones de dólares. Y encima leo en El País que la auditoría que hizo Deloitte a su memoria de 2010 llamaba la atención sobre la falta de transparencia, y que Oliver Wyman fue multada por Hacienda con 77.683,59 euros tras una inspección sobre su declaración del Impuesto de Sociedades.

Otra imagen evocadora de transparencia.
Mejor que logos corporativos, ¿no?
En el caso de Roland Berger, fundada por el financiero alemán del mismo nombre, lleva unos meses trabajando para crear la primera agencia europea de calificación, para lo que necesita recaudar 300 millones de euros. Entrevisté a Markus Krall, uno de los responsables del proyecto, cuando estuvo en Madrid buscando el apoyo económico de los principales bancos y entidades privadas españolas. En este link podéis ver la entrevista -es cortita-, pero por si os da pereza transcribo una de las preguntas que le hice:

PREGUNTA: ¿Financiación privada o, como quiere Francia, pública? ¿Es posible calificar a un país si es él quien te paga?

MARKUS KRALL: Ahí está la respuesta. Creemos que el capital debe ser privado, que debe estar financiado por la industria financiera española, por bancos, por aseguradoras, como estamos nosotros buscando. Introducir gobiernos, o a la Comisión Europea, y que ellos gasten el dinero de los contribuyentes en esto no llevaría al resultado que estamos buscando, que es reducir los conflictos de interés, ya que los Gobiernos son el mayor problema de todos.

Si entonces el conflicto de intereses estaba en que los gobiernos financien a una empresa que los va a auditar, ahora puede serlo que los bancos hayan dado (o vayan a dar) fondos para el proyecto de la empresa que los va a examinar.


Como se pregunta en un tuit Vicente Lozano, periodista económico y redactor jefe de El Mundo, algunas de las preguntas podrían tener respuestas si hubiera entrado ya en vigor la Ley de Transparencia recientemente aprobada en Consejo de Ministros. Uno de los cambios que introduce es que a partir de ahora los adjudicatarios de los contratos públicos también estarán sometidos a la Ley de Transparencia, así que podríamos conocer cuánto nos va a costar la auditoría, de dónde sale el dinero y cómo han sido elegidas estas dos empresas. 

Pero no va a ser así, porque la Ley de Transparencia aún tardará en entrar en vigor un año a partir de que sea aprobada. La vicepresidenta del gobierno (aka Soraya) explicaba así la Ley de Transparencia:


Justo a continuación decía (trascribo, porque no encuentro el youtube): "Hay estados que han fijado un plazo mayor, pero nosotros vamos a intentar hacer un esfuerzo, dado que hemos sido los últimos, por no decir el último de los estados importantes en el seno de la Unión, en tener una ley de Transparencia y eso también nos está perjudicando en el ámbito de la confianza institucional en todos los ránkings internacionales". Lo haremos más rápido que otros países (Reino Unido cuatro años, nosotros uno), en parte porque somos los últimos y en parte por la cuenta que nos trae. 

El Ministerio de Economía y Competitividad ha anunciado vía comunicado que ha acordado con el Banco de España "la contratación de Roland Berger y Oliver Wyman como evaluadores independientes para realizar una valoración de los balances del sistema financiero español después de contactar con los principales consultores internacionales". Estaría bien saber cuánto, cómo y por qué. Si la auditoría del sector financiero ha salido a concurso público, no nos lo han dicho. Y eso no es transparencia.

Esto SÍ

2 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

Mujer, que le ley entrará en vigor en un año... Quedan sólo doce meses de chanchullos fáciles y hay que aprovechar.

Para 2013 se hará todo también de aquella manera, claro, pero con el paripé ya bien montado para que no se note mucho.

Belén García Francoy dijo...

Ya verás. Porque una cosa es que una información sea pública, y otra que sea fácil de encontrar.