miércoles, 23 de mayo de 2012

Las transparencias, para la pasarela

Transparencia:
- Propiedad de los objetos que permite que la luz los atraviesen en todo o en parte.
- Diapositiva o transparencia, una forma de proyectar imágenes.
- Transparencia, prenda que permite ver la ropa interior o la piel a través de ella.
- En economía, el conocimiento que poseen los consumidores de un mercado sobre las condiciones en que se opera en él.

Yo la redacción te la hago,
pero sé que de mayor voy a ser telepredicador
y no voy a necesitar estas cosas para nada
Empezar un post con las definiciones del tema es algo espantoso, como de trabajo del cole de prota de sitcom ochentera. Pero es que ayer me pasé la tarde dándome cabezazos contra el muro de la transparencia y me he quedado así. 

Lo comentábamos ayer: fue conocerse los nombres de las consultoras que auditarán a los bancos españoles y empezar a llover las críticas. Que si Roland Berger y su proyecto para crear la primera agencia de rating europea son un poco juez y parte. Que si Oliver Wyman metió la pata con el Anglo Irish Bank al que nombró "el mejor banco del mundo" un año antes de que hubiera que nacionalizarlo, que si las subprime y CitiGroup, que si la multa de Hacienda, que si Deloitte los auditó y se quejó de falta de transparencia...

Mi misión era averiguar cuánto nos va a costar que estas dos nos auditen a los bancos. No tenía buena pinta, para empezar porque si el contrato para la auditoría del sector financiero ha salido a concurso público, ni nos lo han dicho ni está en la página del BdE y el comunicado del ministerio de Economía decía que antes de elegir a éstas se había contactado con los principales consultores internacionales, y nada más. Ni criterios, ni precios, ni nada.

"De estos, pero muchos", es todo lo que os puedo decir
Me he pasado horas colgada al teléfono y nadie me ha dicho nada que no sea off the record, y ni aún así. No sabemos lo que se va a pagar a las consultoras: no nos lo dice el Banco de España y no nos lo dicen Roland Berger ni Oliver Wyman (que esgrimen lo que consideran sagrado: la privacidad de su cliente). Es un muro de ladrillo. 

Ni las auditoras de la competencia pueden ayudar a que nos hagamos una idea, porque los criterios para definir el precio de un trabajo así son muchos y variados, y lo más que se puede hacer es comparar con un cliente al que se le haya hecho un trabajo similar... con lo que nos encontramos, de nuevo, con la confidencialidad. 

Eso sí, el oscurantismo no es cosa de las auditoras, que no tienen problema en desglosar cualquier dato si su cliente es una empresa cotizada que tiene que enviar la información a la CNMV. Las consultoras son tan opacas como su cliente les pide que sean. Así que digo yo que el secretismo será cosa del Banco de España. 

Qué gran foto: bonito y satánico a la par
¿Cambiará la cosa con la Ley de Transparencia? Pues igual no, porque el Banco de España es un organismo autónomo y la Ley 13/1994 de Autonomía del Banco de España dice que las leyes que regulan el régimen presupuestario, patrimonial y de contratación de los organismos públicos no se aplican al Banco de España, salvo que se diga expresamente.

El Banco de España es el banco central nacional y el supervisor del sistema bancario español. Es el tesorero de la deuda pública y el gestor de las reservas de divisas y metales preciosos no transferidas al BCE, debe cuidar de la estabilidad del sistema financiero, supervisar la solvencia y el cumplimiento de la normativa de las entidades, emitir y poner en circulación la moneda, elaborar y publicar las estadísticas y asesorar al Gobierno... además de participar en la política monetaria de la zona euro. Igual que es independiente su Gobernador, que es elegido por mandatos de seis años para que no coincida con las legislaturas, que son de 4. Las cuentas, también son autónomas: no tiene partida en los Presupuestos Generales del Estado y los suyos tienen carácter estimativo.

A mediados de junio la entidad publica su informe anual. Es dentro de tres semanas, pero yo necesito ya datos para hacerme una idea. Miro los de 2010. Los ingresos, incluyendo los intereses por oro, divisas, operaciones financieras, honorarios, comisiones... en 2010 fueron 3.016 millones de euros. Los gastos en personal, en ese personal que no se puede ocupar de auditar al sistema financiero, fueron 228 millones. El saldo total de ingresos y gastos fue positivo, de 2.570 millones de euros (100 millones menos que el año anterior). 

Si quieres transparencia, te la buscas tú
Se acaba de aprobar el proyecto de ley de Transparencia, lo que se proyecta alrededor de la auditoría al sistema financiero es todo menos precisamente eso, transparencia. Me da que los adjudicatarios de los contratos públicos estarán sometidos a la Ley de Transparencia a no ser que el cliente sea el Banco de España. Y que en el informa anual de 2012 que saldrá dentro de un año y pico no habrá un apartado que ponga "A Roland Berger y Oliver Wyman, por la evaluación independiente de los balances del sistema bancario español, XXX millones de euros".

5 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

Es decir, que el BdE se vuelve pues la alfombra bajo la cual puede barrerse toda la roña que no queremos que se vea.

Si es que está todo inventado.

Angie Strings dijo...

Pues hemos de prever que el beneficio del año 2012 será inferior, porque la línea 9 de su cuenta de resultados "gastos por honorarios y comisiones" habrá sufrido un incremento notorio con los servicios de estos señores. Igual lo meten en la línea 13 "Otros ingresos y quebrantos". ¡Qué buen número para un quebranto"!

El caso es que no lo sabremos hasta después de haberlo gastado. Y mucho me temo que ya no sólo es lo que tengamos que pagar porque nadie se cree ya el trabajo que están obligados a hacer, es que sea cual sea el resultado, de pobres no nos sacan y Los Mercados se seguirán portando igual: sodomizándonos

Belén García Francoy dijo...

Efe, no adelantemos acontecimientos, pero no hay nada en el borrador que nos haga pensar lo contrario.

Angie Strings, ¡hasta un año después de haberlo gastado! Y a mí lo de "quebrantos" siempre me recuerda al Quijote y a esto (aunque el día que me recupero de una intoxicación alimentaria no sea el adecuado para enlaces así).

Ramón dijo...

Rolland Berger tiene un proyecto de agencia europea de rating, pero a mí tampoco me parece muy fiable, puesto que es una "organización sin ánimo de lucro", lo cual es raro. Eso sí, una agencia de rating europea hace falta, pero hace falta que sea totalmente transparente e independiente, y que no tenga esos conflictos de interés. Es una pena que haya tan pocas alternativas europeas en cuanto a la competencia de las agencias de rating estadounidenses.

Belén García Francoy dijo...

Hola Ramón. Sí, lo contaba en el post anterior, que incluye una entrevista a Markus Krall, uno de los responsables del proyecto. Ése, quién lo paga y a cambio de qué, es el problema casi siempre.