viernes, 11 de mayo de 2012

Cuando ser americano es caro, cómprate otro pasaporte

Los viernes me toca hablar de tecnología. Tengo siete minutos televisivos para repasar lo último en Internet, cacharritos y chips, muchas veces (las mejores) conectando con Sergi Herrero, nuestro experto en Silicon Valley. Hoy hemos hablado de dos compañías a las que no les va muy bien, Sony y Yahoo, y una a la que le va fenomenal: Facebook. 

La compra de Instagram se puede retrasar un poco con la FTC investigando la operación, pero la salida a bolsa de la red social tiene muy buena pinta y de hecho dicen que la oferta ya está cubierta por los mayoristas y que se alcanzarán de largo los 10.000 millones de dólares.

Eduardo Saverin, millonario ex-estadounidense
Y con estas perspectivas, Eduardo Saverin, el multimillonario co-fundador de Facebook, ha renunciado a su nacionalidad estadounidense. Él dice que no lo hace por eso, pero la decisión va a reducir su declaración de impuestos. Según nos ha contado Paul Mielgo (que aún no tiene twitter), "Facebook planea recaudar hasta 11.800 millones de dólares con su salida a bolsa (la mayor en la historia para una compañía de Internet), Saverin posee un 4% del capital y, si tomamos en cuenta la parte alta de la banda orientativa de precios de la OPV, esa participación estaría valorada en 3.840 millones de dólares"

El treintañero, uno de los que ayudó a Mark Zuckerberg a crear Facebook en una residencia de estudiantes de la Universidad de Harvard, espera cosechar miles de millones de dólares con el estreno bursátil de la compañía... y se ha unido a un gran número de ricos en Estados Unidos que renuncian a su pasaporte para evitar pagar más impuestos en su país de origen.


Tener dos o más pasaportes está dejando de ser algo causado por las circunstancias (como tener de nacimiento doble o triple nacionalidad o ser Jason Bourne). Hay demanda de segundos pasaportes. No entre la clase media,  claro, pero la hay. Por cuestión de impuestos, de demandas civiles, de persecuciones políticas, ataques terroristas... Ejemplos concretos que daba Reuters hace dos meses, activistas egipcios pro democracia preocupados por la estabilidad del país y empresarios de Chicago que temen que los movimientos de Occupy WallSt del lugar a revueltas más graves. Son casos reales de gente que considera que necesita un segundo pasaporte.

Es bastante bonito, pero no tienes ni que ir
Eso sí, hay que tener dinero para podérselo permitir, porque hay países que, básicamente, te ofrecen un pasaporte a cambio de una inversión. Por ejemplo, St Kitts y Nevis te da la ciudadanía por 250.000 dólares, en tres meses y sin necesidad de pisar la isla. A cambio tienes un pasaporte con el que puedes viajar sin visa a más de 100 países, incluidos Canadá y toda Europa. No se pagan impuestos, simplemente pagas un cuarto de millón a su fundación de la industria azucarera y te compras una casa de al menos 400.000 dólares. 

Baratísimo, sólo diez millones de euros,
 ¡me los quitan de las manos!
Hablamos de una práctica habitual en países como St Kitts o Martinica, pero Henley & Partners (una empresa especializada en estas cosas) asegura que otros más cercanos como Austria también lo hacen. En la ley austriaca dice que se puede dar la ciudadanía a alguien que haya prestado servicios extraordinarios al país, y en estos momentos de crisis invertir grandes sumas de dinero puede considerarse un "servicio extraordinario". En principio valdría con invertir diez millones de euros. 

Otros países como EEUU, Canadá, el Reino Unido o Nueva Zelanda no ofrecen la ciudadanía, pero sí visas a quienes hagan según qué inversiones en según qué sectores. 

Pero una visa no es bastante para algunos, así que sigamos hablando de pasaportes. Los de St Kitts o de Martinica están bien, hay otros países más interesantes. Los señores de Henley & Partners hacen cada año un ranking en el que valoran el número de países que un pasaporte te permite visitar sin necesidad de visa. El año pasado, los más interesantes eran Finlandia, Suecia y Dinamarca, seguidos de Alemania y Francia.

Uno de los motivos para conseguir un segundo pasaporte es beneficiarse de las ventajas de los paraísos fiscales. Se trata, por lo general, de artistas, deportistas y personas con grandes rentas que quieren no tributar, o al menos pagar impuestos muy muy bajos. Otra utilidad es ahorrarse impuestos en caso de herencias, o librarse de una legislación que, por ejemplo, regule los mínimos para los hijos y no te permita desheredar a uno (o varios). En la mayoría de los casos, los interesados simplemente trasladan su residencia a países "más comprensivos", aunque hay veces en los que no es necesaria la condición de residente. Como en St. Kitts, donde con tener la ciudadanía es suficiente. 

La noche de Singapur, de la que Saverin es el rey
Otras, no vale con vivir allí. Por ejemplo en EEUU los impuestos van unidos a la ciudadanía, no a la residencia. Y si quieres no pagar impuestos no vale con llevarte tu dinero, tienes que irte DEL TODO. Como Eduardo Saverin, que tras irse físicamente a Singapur en 2009 (donde es una superestrella y planea quedarse indefinidamente) se ha hecho singapurense. 

No hay comentarios: