martes, 8 de mayo de 2012

Los monstruos que no nos dejan dormir son más feos que los de Sendak

Ha muerto el ilustrador Maurice Sendak, autor de 'Where Wild Things Are', un título imprescindible para los niños estadounidenses (y no estadounidenses) desde los años 60.

Cuenta la historia de Max, un niño que, una noche que su madre le manda a la cama sin cenar, viaja con la imaginación a "donde viven los monstruos". La historia, nada ñoña, rompió moldes y empezó recibiendo malas críticas (y hasta vetos en alguna librería). Eso sí, terminó convirtiéndose en un clásico... y un best seller: ha sido adaptada al teatro y al cine, y en 2009 -el año que se estrenó la peli dirigida por Spike Jonze- se vendieron 19 millones de ejemplares.

Un poco de música para acompañar

Sendak terminó 'Where Wild Things Are' en 1963 y al año siguiente recibió la medalla Caldecott. Luego vendrían más premios, como la medalla Hans Christian Andersen de ilustración en 1970, el premio Laura Ingalls Wilder de la American Library Association en 1983 o la Medalla Nacional de las Artes en 1996. Después de Max, Sendak siguió creando historias poco convencionales donde los niños no son buenos sino  como los de verdad, que se enfadan y pueden ser crueles. A sus 83 años había escrito e ilustrado cerca de 50 libros,

Los medios, sobre todo los anglosajones, se han hecho eco de la noticia. Yo he aprovechado para, además de hablar un rato del autor y sacar sus dibujos por la tele, radiografiar a los monstruos que no nos dejan dormir hoy. Y es que algunos de los temas que preocupan a los españoles dan más miedo que el monstruo Carol, que tan pronto amenaza a Max con comérselo como le arranca el brazo a su mejor amigo.

Max y sus amigos, unos monstruos que sólo dan regular de miedo
Según el CIS, los monstruos a los que más temen los españoles se llaman Paro, Problemas Económicos y  Clase Política. Otra vez. El paro sigue siendo el mayor problema de España para el 81,7% de los encuestados. Más de la mitad se declara preocupados por la situación de la economía y casi un 20% por la clase política (que ya lleva más de un año como tercera preocupación nacional). Otros temas que los españoles consideran graves son la corrupción y el fraude, la sanidad y la educación y, en menor medida, la inmigración, la inseguridad ciudadana, la vivienda y los problemas sociales. Ah, y los recortes entran por primera vez en el ránking.

Más del 88% de los encuestados cree que la situación económica es "mala" o "muy mala", y sólo un 0,5% considera que es "buena". Además el optimismo brilla por su ausencia: el 32% considera que dentro de un año seguiremos igual, el 37 cree que será peor y sólo un 18,7% que opina que mejorará. Y aquí los trucos de Max para vencer a los monstruos (mirarles fijamente, sin parpadear, a los ojos amarillos) no nos van a servir de nada. Porque la vida no es como los cuentos.

Pero como esto es mi blog y le pongo finales felices cuando quiero, Christopher Walken nos lee el cuento y los dibujos:

(Cómo mola este señor, por favor)

2 comentarios:

Anniehall dijo...

Supongo que me expongo al despelleje absoluto pero a mí Donde viven los monstruos no me gustó especialmente. Y a mis hijos tampoco.

Belén García Francoy dijo...

Anniehall, no sé si hablas del libro o de la peli, que por lo que me han contado es como un agujero negro que te roba toda la alegría de vivir con esos monstruos que son un catálogo de neurosis (sic). ¡Los dibujos son monísimos!