martes, 8 de mayo de 2012

El vicio recompensa


Hoy he contado por la tele un tema mucho menos tropical que otros días: el ranking "Los 500 de Barron". La revista financiera Barron ha examinado las cuentas de las mejores empresas norteamericanas para elaborar su lista de las que mejor lo han hecho. El análisis que hace Barron del estudio de los analistas de HOLT (unidad de Credit Suisse que se ocupa de preparar el Barron's 500) es que algunas empresas aprovechan el ciclo económico para crecer y otras lo hacen porque toman buenas decisiones. 

La empresa de fertilizantes CF Industries Holdigns, que ocupa el primer puesto de la lista, es una de esas compañías que ha crecido apoyada en las buenas decisiones corporativas: tras  la compra de su rival Terra Industries ha doblado su tamaño de un año para otro. Southern Copper, dedicada al cobre y la representante del más que boyante sector de las commodities se coloca tercero desde su puesto 131 del año pasado y Apple está en el dos. Qualcomm da un salto de gigante también, y sube 323 posiciones hasta el cuatro. Intel está en el 6, EMC en el 12 e IBM en el 27, las tres mejorando. Para Barron, el sector tecnológico es de los que se está beneficiando de la mejora de la economía, ya que una vez pasado el miedo a la recesión las empresas vuelven a gastarse dinero en ordenadores. 

Como curiosidad, 32 de las 500 mejores empresas de 2010 no están entre las de 2011. Algunas constructoras como PulteGroup o DRHorton que han visto bajar sus ventas hasta quedar por debajo del mínimo requerido, otras como BJ's Wholesale Club han sido compradas y algunas como AMR (matriz de American Airlines) se han declarado en bancarrota. 

Y como algunas salen y otras entran, en esta edición hay nombres que se estrenan en la lista, como el propio número 1, CF Industries, CVR Energy (que se dedica al refino de petróleo y otros menesteres) o Wynn Resorts (uno de los tres grandes del juego, junto a  MGM Grand y Las Vegas Sand).

Y esto me da la excusa para poner cara de mala y contaros lo rentable que es el vicio. 


Los grandes casinos de las Vegas, que no se libraron de la crisis financiera, se están recuperando mejor que nadie. Crece el número de turistas a Nevada y crecen los beneficios derivados del juego (Las Vegas vio un aumento del 9% en el último trimestre de 2011)... y de todo lo demás, porque los juegos de casino como el blackjack o las máquinas tragaperras ya representan menos de la mitad de sus cuentas.

Viva Las Vegas
Las tres principales empresas de juegos de azar han aumentado sus ingresos, apostando por la diversificación... y por Asia, donde el sector del juego está en plena ebullición. Macao, con un crecimiento espectacular en los últimos 10 años y unos ingresos cercanos a los 40.000 millones de dólares, eclipsa a los otros dos grandes mercados mundiales del juego. Tanto Las Vegas como Singapur aún se mueven por debajo de los 10.000 millones, aunque se prevé que Singapur, que lleva en marcha desde 2010, supere a Las vegas este mismo año. 

Viva Macao
La crisis no suele sentar mal al sector de los juegos de azar, porque la gente tiende a gastar en Loterías varias para intentar salir de una complicada situación económica aunque, salvo los pocos elegidos, lo que compre la mayoría sea un poco de esperanza. ¿Y cómo afecta esto a la publicidad? Durante 2011, los sectores que dominaron la inversión publicitaria fueron automotores, distribución, belleza y finanzas. Desaparecía de la publicidad un sector histórico, tabacos, pero llegaba otro nuevo: juegos y apuestas. De hecho, los que más han crecido han sido el de equipos de oficina y comercio (un 24,7% favorecido por los lanzamientos de tablets, por ejemplo) y juegos y apuestas (con un 14,5%). 

En cuanto al tabaco, pues tampoco le va mal. Precisamente una de las empresas  mejor situadas en la lista Barron es la tabacalera Philip Morris, que tiene marcas populares como Marlboro o L&M. Sube veintisiete posiciones desde la última clasificación, hasta quedar séptimo con unas ganancias que superan los treinta mil millones de dólares. A su favor, la subida del precio de los cigarrillos, el aumento de las ventas y el crecimiento de doble dígito en los mercados emergentes. Y esto a pesar de no poder vender sus productos en China, donde el mercado del tabaco está monopolizado por una compañía estatal.

Ellos ya lo sabían
Estas son las cosas que tiene en cuenta el vice fund, un fondo especializado en este tipo de valores, que invierte en compañías de todo el mundo dentro del sector aeroespacial y de defensa (=armas), del juego, del tabaco y de las bebidas alcohólicas. Aseguran que estas industrias tienden a ir bien, independientemente de cómo le vaya a la economía en general. Y que de hecho, algunos de esos sectores lo hacen mejor en tiempos inciertos. 

Por ejemplo, en Escocia ha sido el whisky lo que ha impulsado a máximos históricos las exportaciones de alimentos y bebidas. La industria agroalimentaria escocesa está viviendo el mayor crecimiento de su historia gracias a las ventas de whisky escocés al exterior, que han superado los 5 millones de euros, una cifra que la industria no esperaba alcanzar hasta dentro de seis años. 

Dirty Harry y su Magnum 44, la mejor arma del mundo,
capaz de volarte los sesos de un tiro
Y en EEUU los fabricantes de armas han estado viviendo un momento dorado mientras aumentaban las ventas por el temor a una inminente prohibición. Sturm Ruger, fundada en 1949 y en bolsa desde 1069, consigue el 99% de sus ingresos de las armas que vende a clientes dentro de EEUU. Sus acciones han aumentado de valor por encima del 100% en un año. Las de Smith & Wesson, aun más añeja (data de 1852) y responsable del Magnum .44 de Harry el Sucio, también. Y es que no sólo se ha duplicado la venta legal de armas de fuego en Estados Unidos en los últimos 10 años, sino que desde que Obama es Presidente están en máximos... por miedo a que en cualquier momento se prohíba su venta.

Ya sabéis, chicos: el juego, el alcohol y las armas de fuego son una combinación más que recomendable... en la cartera de inversiones. Y ahora una canción: 


No hay comentarios: