miércoles, 9 de mayo de 2012

El primer mandamiento del buscar curro: no mentirás


Si ponemos en google "errores al buscar trabajo" el buscador nos devuelve, multiplicado por mil, una lista de recomendaciones para conseguirlo a través de Internet (no sé a quién enlazar, hay un montón de webs con los mismos datos), como tener actualizado el perfil de linkedin, ser selectivo a la hora de agregar contactos y ofertas o que no sea fácil encontrar fotos tuyas con pinta de juerguista politoxicómano (o de hijo de Carolina de Mónaco).

En cuanto a lo analógico, los errores son cosas como ir a la entrevista sin haberse interesado por la empresa, preguntar por el sueldo más que por las características del puesto o tener errores en el CV.

Errores. Nadie menciona lo de mentir, porque se da por hecho que todos sabemos que es una gran c*g*d* (los asteriscos son para que los buscadores no nos indexen con maldad). Así que esta perriodista se pone a hablar de sí misma en tercera persona para preguntarse en qué estaba pensando Scott Thompson, CEO de Yahoo, que ahora mismo está en problemas precisamente por eso.

Scott Thompson, sonriente,
antes del agobio que debe de tener ahora
El artículo de rrhhdigital que he enlazado antes (y vuelvo a enlazar) cita a la empresa de recursos humanos Randstad enumerando las principales mentiras al aspirar a un puesto de trabajo:  "Los candidatos suelen mentir en los idiomas, la formación, la experiencia  o las fechas de sus antiguos trabajos".

Entrando en el terreno del cliché, el refranero español dice que antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. Parte de lo que los seleccionadores hacen en la entrevista es comprobar si lo que pone el CV es así, y si no lo es eliminar a los mentirosos del proceso de selección: si mientes en el dominio de idiomas, ya sea asegurando que tienes conocimientos de idiomas que en realidad desconoces o exagerando tu nivel, te pueden pillar con una simple pregunta. Si exageras tus funciones en anteriores empleos, te pueden pillar simplemente pidiendo referencias. Lo mismo que si incluyes empresas en las que nunca has trabajado, o que ni siquiera existen (sí, esto pasa), para engordar el currículum. Otra de las mentiras más habituales, y más fáciles de detectar, son los estudios realizados.

Clavaos
Éste es el caso de Scott Thompson, CEO de Yahoo!, protagonista de titulares, posts y tuits por haber añadido a su CV un título en Informática que en realidad no tiene. Le pilló Dan Loeb, accionista de Yahoo!, que fue el primero en descubrir que el nuevo CEO había mentido en el curriculum y tiró de la manta. Scott Thompson, antiguo presidente de PayPal, que se puso a los mandos de la compañía a principios de año después de que Carol Bartz fuera despedida, infló su CV con una licenciatura que no sólo no ha cursado, sino que no existía en esa universidad cuando Thompson se graduó en Administración de empresas.

Y es que si eres el CEO de una de las empresas pioneras de Silicon Valley y mientes en el CV puedes meterte en apuros serios a ti mismo, a tu empresa y a algunos cuantos más. La disculpa de Thompson, que asegura que se trata de un error involuntario, no satisface a todo el mundo por no decir a casi nadie. Loeb, que controla controla el 5,8% de Yahoo! y desde hace algún tiempo intenta sin éxito entrat en el consejo de administración, quiere que Thompson sea despedido. El consejo de Yahoo ha formado una comisión para investigar el asunto y Patti Hart, la ejecutiva responsable de la contratación de Thompson, ha anunciado que no optará a la reelección al cargo en el consejo.

Moraleja: que conviene ser honestos a la hora de elaborar un currículum. A mí sólo de pensar en estar en un lío como ése me dan escalofríos.

No hay comentarios: